Diamelas : El valor sentimental de las flores (II)

R1389-2 Smallwpe2C1

Hace unos días que nació este blog y aún no había tenido ocasión de contar el por qué utilizo como nombre de usuario el de “La Mujer de las Diamelas”. Era difícil encontrar un nombre que no existiera ya y tratándose de un blog sobre flores, pensé en las diamelas que era la planta que no podía faltar en los patios de Montoro, al menos durante los años de mi infancia que pasé allí. Además, en el año 2012 se creó un blog http://montoroentrediamelas.blogspot.com/ a propósito de un primer encuentro que mi hermano organizó para reunir a un grupo de amigos nazarenos de 1955.

¡Qué mejor nombre podía adoptar!

Me pasa uno de estos nazarenos, Manuel Benitez, un texto que encontró en un foro debido a la dificultad de ubicar o clasificar esta planta que no es ni una rosa ni una camelia aunque tenga cierta similitud y que desprende un magnífico olor y que se la confunde con el jazmín de arabia.

“Diamela cordobesa: busco esta planta

Creo que voy a plantear algo muy difícil, pero espero encontrar a alguien que me pueda ayudar a encontrar una planta de la que sólo tengo un recuerdo.
Mi abuela vivía en Montoro, un pueblo precioso de Córdoba, y según tengo entendido, tanto ella como muchas mujeres tenían en sus patios las plantas de diamela. No he conseguido encontrar nunca referencia de las mismas en ningún vivero, y como tampoco tengo foto, pasaré a describir cómo era la planta.

Son macetas de 40 a 70 cm. de alto (las que yo he conocido). Los tallos, largos y bastante rectos, no muy ramificados, y hojas verdes medianas, con cierta similitud en la forma con las de la planta del dinero. La peculiaridad de la planta está en sus flores (mi abuela las llamaba diamelas) que tenían un rabo muy corto, y eran blancas, menudas (a lo sumo, 3 cm. de diámetro) con múltiples petalos blancos haciendo como una bolita, que se despegan poco a poco durante 3 ó 4 días. Es entonces cuando despiden un aroma intenso, como de jazmines, pero con mucho más carácter. Si no mal recuerdo (era una niña cuando las conocí), florecían a finales de primavera y principios de verano.

Sé que es muy difícil que alguien pueda conocerlas por esta descripción, pero quizá alguien de Montoro o de Córdoba reconozca estas plantas. Me encantaría saber cómo se llaman realmente, y dónde puedo localizarlas para comprar.

Muchas gracias, [/b]

yo creo que estas hablando de la planta de estas fotos (se refiere a las que he puesto encabezando la Entrada)

en los pueblos de Córdoba, principalmente en Montoro y en Hornachuelos, la diamela es una planta que ahora florece y que hay la costumbre de “ensartar” y hacer collares con ellas, en las fiestas de Hornachuelos hay una subasta del collar de diamelas que llega a una puja de más de un millón de pesetas.

si quieres te puedo conseguir todas las que quieras pues tengo esquejes.

unas son diamelas dobles y otras sencillas, para mi es un jazmin sambac, pero tampoco lo tengo claro, ya lo hablamos en este foro. en Montoro hay un forero que es Matias Cañas que también es un entendido de esta planta. Saludos

aquí te pongo una muestra de lo que tengo yo.

Leo algo más sobre las diamelas en Hornachuelos y esto es lo que encuentro :

se usa en las fiestas de la patrona Virgen Reina de los Ángeles. En esta fiesta la gente hace ensarta de diamelas y las subastan. También las regalaban antiguamente los novios a sus prometidas antes de casarse o para iniciar un noviazgo. Si ella se colgaba el collar se suponía que aceptaba.

Cuenta Manuel que su madre,Teresa, tenía diamelas en el patio y en concreto una la plantó en 1946. A su madre no sólo le gustaban las diamelas sino también los geranios.

Gracias, Manuel, por tus aportaciones y entrañables recuerdos.

MªÁngeles Pozuelo

37 comentarios en “Diamelas : El valor sentimental de las flores (II)

  1. Las diamelas florecían coincidiendo con los grandes calores cordobeses; y por lunas, según Teresa García. Si una tarde no podía satisfacer a la muchacha que pidiendo una diamela para su pelo o la blusa subía las escaleras de su casa, le decía algo así: “Espera a que cambie la luna y tendrás tu diamela”. Su perfume de “Las mil y una noches” debiera orientarnos algo mejor. Que siquiera embalsame los recuerdos.

    Me gusta

    1. Imagino que estarán ahora las diamelas en plena floración con la que está cayendo. Al menos si el calor toledano que soportamos fuera acompañado de olor a diamelas, jazmines, azahar o dondiego, se sobrellevaría mejor ¿no crees Manuel?. Muchas gracias por tus aportaciones y por esa sensibilidad que te caracteriza. Este blog se enorgullece y enriquece teniéndote entre sus seguidores.

      En este blog veo que somos unos cuantos los que regresamos a la infancia, lugar obligado al que volver de vez en cuando, y añoramos, abuelas y madres.

      Me gusta

      1. En la región cálida de Guatemala en la Costa Sur he visto Las Diamélas, también conocidas con ese mismo nombre. La planta tiene exáctamente las mismas características que han descrito. Yo vivo en la región del centro y el clima es templado (o sea ni mucho calor, ni mucho frío). Tengo una diamela gracias a mi mama q hace algunos años consiguió una ramita muy pequeña q sembré, pegó, creció y floreció abundantemente (tengo fotos pero no aquí en el celular). Ahora mismo se ve mal y no se como rescatarla. Está plantada en una cubeta de 5 galones con suficientes agujeros. Bueno haber que pasa. Saludos.

        Me gusta

      2. Pues no sé por qué tu comentario, Fred Alfo, se ha quedado tan arriba dado que es del 14 de Junio. Me alegro que las diamelas las puedan seguir conociendo y disfrutando mucha gente. Gracias por comentar.

        Me gusta

    2. Yo vivo en un pueblo de Barcelona, he traído varías plantas de hornachuelos ( Diamelas ), hace ya unos cuantos años que las tengo, las primera que traje se me murieron, ahora tengo dos tipos de diamelas, tengo una que la flor sale normal y otra que la flor es triple, tengo que mirar de reproducirlas, tengo entendido que en su reproducción hay que enterrar una rama sin contar de la planta, al paso del tiempo se puede cortar y separar de su madre, no es fácil su reproducción.

      Me gusta

      1. Veo que cada vez se nos suman más personas conocedoras de las diamelas. Supongo, Lauren, que es acertada esa forma que sugieres para reproducirlas que creo que es la técnica de reproducción por “estacas”.
        Gracias por comentar.

        Me gusta

  2. ¿Miami, Tegucigalpa? Sabe Dios. Del espacio nos sacan estas virtualidades. Del espacio y del tiempo. ¿De vuelta a julio de 2015 despacio y contra tiempo? Sea. Un buen 2016 y 2017, 2015 y 2018, pues, para Lamujerdelas diamelas, Aldi y para las propias diamelas y pozos con agua llovediza para su riego. Mucha salud y suerte.

    Me gusta

  3. ¿Dónde te habías metido, Manuel? Se ve que las diamelas es lo tuyo y cada vez que oyes la palabra “diamelas” sales de tu escondite.
    Buenos años venideros para tñi y los tuyos. Supongo que Anita estará bien crecida y seguirá observando el mundo con esa inteligencia y curiosidad que le caracteriza. Un fuerte abrazo.

    Me gusta

  4. buenas tardes a todos,soy canaria pero mi abuela era de los silillos,natural de posadas,y recuerdo que tenia jazmines y diamelas en el patio. Recuerdo el olor y el tacto de las diamelas. Mi abuela hacia coronitas tanto con las diamelas como con los jazmines. Era su flor preferida. También tenia geranios, albahacas, y realmente me encantaba el olor de todas esas preciosas flores. Aquí en Canarias realmente nunca encontré las diamelas, jazmines si. Y realmente cada vez que leo la palabra diamela me emociono porque recuerdo a mi abuela y lo simpática y alegre que era.

    Me gusta

  5. Hola Mari Ángeles, encantada de conocerte. Pues si, Don Manuel Bernete es mi abuelo y la persona más longeva de los Silillos. Para mi, mis abuelos siempre fueron un gran referente, especialmente mi abuela. Desde que vi que tu blog es acerca de las diamelas me encantó, ya que tanto para mi abuela como para mi es la flor que más me gusta. Y si conozco las diamelas es por ella. Me gusta mucho tu blog. Suerte con ello.

    Me gusta

  6. Ya tengo preparado un borrador para dedicar una entrada a esa abuela y a tu abuelo ¡cómo no!. Supongo que ella murió ya ¿cómo se llamaba?. La nota que colgaré de tu abuelo es de 2012 cuando acababa de cumplir los 90 años por lo que comentas en presente entiendo que sigue vivo por lo que está a punto de cumplir en Octubre los 95 años ¿no?

    Me gusta

  7. Ellos son muy especiales para mi. Si ella en la gloria esté, pero dejó en mi muchos conocimientos y sabiduría de ella y lindos recuerdos. Gracias Maria Ángeles. Soy canaria pero tengo familia en la zona de Córdoba. Y en Canarias tb tengo mucha familia. Investigaré nuevamente si en Canarias si existe la Diamela, el jazmín si que existe aquí. Suerte con tu blog.

    Me gusta

    1. Don MANUEL BERNETE GARCÍA. Un verso del poeta estadounidense George Oppen (1908-1984) sobre la vejez: ‹‹Qué extraño que a un niño le pase una cosa así››. Quién entiende el enigma de las flores.

      Quizá por este orden, ÁNIMO, SALUD Y SUERTE a Mari Carmen y a Mari Ángeles.

      Manuel Benítez García

      Me gusta

  8. Muy bonito poema el del poeta George Oppen. Y mi abuela en paz descanse y en la gloria esté se llamaba Francisca. Mi queridísima abuela, abrazos y besos de tu nieta. Gracias Maria Angeles y Manuel.

    Me gusta

  9. Gracias María Ángeles por la exposición de la historia de mi abuela y las diamelas. Las fotos de ella en el patio las tiene mi tía abuela que es de Palma del Río pero que ahora vive en Berja, Almeria.

    Me gusta

  10. Hola, por casualidad he dado con vuestro blog.
    Soy amante de la diamela. Tuve una hace años que me regalaron y, me la estropeo mi perra. No se recuperó.
    Me podéis decir como podría conseguir una plantita. Leí más arriba que alguien tenía.
    Soy de Málaga y, no consigo encontrarla en ningún vivero.

    e-mail hermin.mimi@gmail.com

    Me gusta

  11. Diamela!! Montoro!! Jejeje… estaba buscando información pues tengo unos esquejes que me han agarrado, precisanente de una Diamela procedente de Montoro! Mi madre es de por allí.

    Me gusta

  12. Estimada Herminia : Pregunté a mi amigo Manuel que vive en Málaga y que es de Montorp cuya madre tenía las diamelas en el patio pero no me ha podido orientar para que te hagas con una diamela en Málaga, Veo que sigue habiendo gente interesada por las diamelas como Alfredo que ha logrado que le prendan unos esquejes.

    Me gusta

  13. Un hilacho de la Red dice que “la palabra DIAMELA procede de H. L. Duhamel du Monceau, 1700-1782, agrarista francés, autor de numerosos tratados de agricultura y silvicultura.” Así que “nada de pensar en raíces árabes por su olor en los veranos del Sur”, protesta Monsieur DUHAMEL du Monceau bien descansado ya desde su peluca.

    https://es.wikipedia.org/wiki/Henri-Louis_Duhamel_du_Monceau

    Trabajó mucho el ilustrado don Henri-Louis, puede verse en la wiki, que al final reproduce algunos párrafos de sus experimentos con los movimientos de hojas y ramas de la MIMOSA PUDICA pese a quitarle la luz sepultándola en sótanos o baúles. Púdica o “sensitiva, vergonzosa, nometoques, moriviví, dormidera, adormidera o dormilona”. Sí, MORIVIVÍ.

    Mucha salud, pues.

    Me gusta

    1. Siguen dando que hablar las diamelas, Manuel. Perdón por el retraso en responder. me había dejado “olvidado” tu comentario en la bandeja debido a mi atareada vida, no tanto como la del autor que mencionas que ¡madre mía! qué de cosas abarcó.

      Gracias por seguirnos.

      Me gusta

  14. ¡Hola a todos! Estoy escribiendo un artículo sobre las diamelas, y buscando información encontré este blog. Soy de Hornachuelos y aquí no hay casa sin diamelas, ni diamelas sin casa.
    Hasta donde he llegado, la diamela es la también llamada flor de Manila o sampaguita. Originaria de las Islas Filipinas, la que tiene esta misma flor como icono nacional. Allá por el siglo XIX, un importante cacique de Palma del Río con fincas de grandes jardines en Hornachuelos, tenía un alto cargo en Mindanao, Filipinas. Y puede que alguno de sus viajes de vuelta, trajera en el barco plantones de diamelas. Adaptándose así la diamela en tierras melojas (gentilicio de Hornachuelos), ya que en los pueblos de alrededor no tuvo la misma suerte.
    Enhorabuena por el blog, y seguiré leyendo las entradas que tenga, por si me ayudan para mi artículo.
    Un saludo.

    Me gusta

  15. Veo que las diamelas siguen dando que hablar, Estefanía. ¡Qué curioso lo que cuentas! Cada vez tengo más claro que todo nos conecta en la vida. Casualmente hace muchos, muchos años, un cuñado mío se fue un verano a Hornachuelos a casa de alguien “potentado” a darle calase particulares de recuperación a su hijo.

    Me alegra tenerte de seguidora.Gracias por tus interesantes aportaciones.

    Me gusta

  16. “Nunca estuve en Hornachuelos”, ocho sílabas tan solo. Cierto lo que cuentas, Estefanía. En Montoro, más al norte que Hornachuelos, difícilmente prosperaban las diamelas, también allí muy apreciadas. Aunque por su buena luna o estrella ―años 50, años 60― Teresa García, mi madre, regalaba y hasta vendía esquejes agarrados de diamelas.

    Es tu artículo el que ayudará, Estefanía. Ya lo hacen tus datos filipinos por tierras melojas. MELOJO, A: tu gentilicio. Lo otro, lo siguiente ya lo sabrás. En casual y abierta contradicción con la suerte de las diamelas en Hornachuelos, y también con el recuerdo a miel o milhojas del nombre, en el diccionario de la RAE así aparece MELOJO: “Del lat. MALUM FOLIUM ‘hoja mala’. 1. m. Árbol de la familia de las fagáceas, semejante al roble albar, con raíces profundas y acompañadas de otras superficiales, de que nacen muchos brotes, tronco irregular y bajo, copa ancha, hojas aovadas…” ¿Melojo ‘hoja mala’? ¡Solo etimológicamente! Salud y suerte.

    Me gusta

    1. Como sabéis, Hornachuelos es un pueblo que se dedica a la apicultura. De la miel, se hace un postre llamado MELOJA, de ahí nuestro gentilicio. Aunque tendemos a catalogar el género, en este caso es acabado en -a para ambos sexos. Pero es cierto que comúnmente (y erróneamente) se emplea también Melojo.
      Me alegro que os haya gustado mi aportación. A mí desde luego, me enriquece la vuestra.
      Cuando tenga acabado mi artículo os pasaré el enlace por si queréis leer cómo quedó.
      Seguimos investigando…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .