El arte del teñido natural : Plantas tintóreas (I)

IMG_1891
Isatis Tinctoria

Hoy vamos a hablar del teñido de fibras con una planta: la Isatis tinctoria, conocida popularmente como glasto o pastel. Es una planta que proporciona unos tonos azulados al teñir con ella, pero el proceso no es sencillo, pues el tinte hay que reducirlo previamente, para posteriormente oxidarlo, que es cuando aparecerá en la prenda. Enseguida lo vemos.

La planta de la que hablamos es muy común verla naturalizada en ciertas zonas de España, como en Segovia y Ávila. Muy probablemente la hayáis visto circulando por las carreteras de estas provincias en primavera-verano. Da al paisaje un característico color amarillo

IMG_3030
Isatis en plena floración cultivada por nosotros

Antiguamente, la Isatis se cultivaba con fines tintóreos, costumbre que prácticamente ha desaparecido en nuestro país. La planta es de ciclo bienal, lo que quiere decir que el primer año lo que sale es una roseta de hojas basales, y es el segundo cuando echa la flor.

Lo que se usa para el teñido son las hojas, que se cogen tanto el primer año como el segundo, pudiendo hacerse de forma escalonada, es decir, cogiendo hojas de la misma planta en varios momentos del año, para hacer varias tinciones.

Las hojas se cogen cuando tienen un un tamaño aceptable y se enjuagan con agua para quitarles los restos de tierra que pudieran quedar. Hay quien, en este punto, las deja secar durante uno o dos días a la sombra, pero nosotros lo hemos hecho directamente, troceándolas después de lavarlas y metiéndolas en una gran olla, que es en la que vamos a hacer la tinción.

Una vez troceadas, se echa encima de ellas (en la olla) agua muy caliente (80-90ºC) cubríéndolas completamente. Se deja así durante unos 30 minutos, y entonces se cuela el líquido.

Ahora se le echa un producto alcalinizante al líquido. Normalmente se usa carbonato sódico, hasta llevar el pH del líquido a 8,5-8,7, más o menos (el pH lo podéis medir con los papeles de pH), una vez disuelto el carbonato que hayáis echado (no os paséis, mejor ir echándolo poco a poco e irlo midiendo). Al cambiar el pH el líquido se volverá de color verdoso.

Ahora viene un momento de oxigenación del líquido, pasando el mismo de una olla a otro recipiente repetidas veces durante unos 10 minutos.

IMG_1936

A continuación se calienta el líquido hasta 50ºC y se le echa media cucharada sopera (es orientativo, pues depende de la cantidad de líquido que tengáis) de hidrosulfito de sodio, hasta bajar el pH a 7 (pH neutro). Se deja reposar el líquido unos 5-10 minutos y es entonces cuando viene el momento más delicado. Se trata de meter la fibra (camiseta blanca, madejas de lana,..) dentro del líquido. Como estará calentito conviene hacerlo con unos guantes de plástico, que algo protegerán. Se mete la fibra de manera que no salgan burbujas de aire al meterlo (lo menos posible), es decir, que se estruja con las manos mientras se mete. Una vez dentro, la fibra tiene que quedar sumergida durante 20 minutos, y no puede salir a la superficie. Podéis ayudaros con un palo para ello, o con las manos, que es lo más práctico, porque también conviene girar la fibra dentro del líquido para que el tinte penetre por toda ella. Pasados los 20 minutos, viene el momento de expectación.

IMG_1943

Se saca la fibra del líquido (procurando que no caigan gotas del mismo en la olla, pues se oxigenaría, lo cual no conviene si queremos seguir metiendo fibras en la olla), y se propicia su aireación, pues es el aire el que hará que tome el color azul. Es química: Reducción y Oxidación.

2

IMG_1972

Como veis, este teñido no requiere de mordentado (proceso que facilita la fijación del tinte a la fibra). También hay que tener en cuenta que las fibras que se metan en el baño de tinción deben estar limpias, para que la tinción sea homogénea.

Y para el tema de las temperaturas del líquido, conviene tener un termómetro sumergible.

Pablo

Agradezco a mi hijo pequeño la elaboración de esta Entrada que espero sea de interés para algunos seguidores y para adentrase en el mundo mágico del tinte natural.

Hay varias cosas que me gustaría añadir para complementar la Entrada, una es el enlace a una mujer que se dedica a la tinción, Marie Nöel Vacher

Otra es comentar que, dado que nosotros cultivamos nuestra Isatis, yo la he utilizado en las composiciones florales de flor seca porque seca y prensa muy bien, conserva su color amarillo y resulta muy bella.

IMG_4794
Isatis y geranio silvestre

Hablaba Pablo de las zonas en las que la Isatis la vemos con facilidad en las cunetas (Segovia y Ávila) A mí me impresionó mucho ver la extensión que ocupaba en el recorrido hacia la Granja de S. Ildefonso (Segovia) en el viaje que hice en 2013.

Referencias

Anuncios

One thought on “El arte del teñido natural : Plantas tintóreas (I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s