Donde vas con Mantón de Manila

Si ayer hacía referencia a las alfombras confeccionadas con flores naturales con motivo de la Festividad del Corpus en diferentes ciudades de España y de América Latina, no son menos destacados los mantones de Manila o las mantillas que se suelen ver lucir también en algunos balcones en :

  • Granada
  • Sevilla
  • Toledo

Mantones de Manila en Sevilla

corpus sevilla sevilla corpus

Otros mantones

Aunque su origen se encuentra en China, es la capital de Filipinas, antigua colonia española, la que le ha dado nombre. En el siglo XVI era un hecho consumado la decadencia de la ruta de la seda ante las nuevas rutas comerciales. En la época imperial española el comercio marítimo se concreta en varias rutas: Una de ellas era la ruta de Manila (Filipinas) a Veracruz (México) y del continente americano a Sevilla (España). A la capital Filipina llegaban desde varios puntos de oriente los codiciados productos deseados en Europa. Así, entre sacos de especias y otros productos llegarían los primeros mantones.

http://silkroadlegend-es.blogspot.com.es/2009/09/donde-vas-con-manton-de-manila.html

Manton de Manila0 Manton de Manila2

http://artebordadosilviaesteve.blogspot.com.es/2015_11_01_archive.html

manton-de-manila92x73 Bordados y mantones de Manila

En el siglo XIX adquirió gran popularidad en España el mantón de Manila, que vino a sustituir en un considerable sector de la población femenina el chal y las pañoletas. De gran tamaño y pródigamente adornado con motivos florales y animales, sobre todo aves, hizo furor, especialmente en Sevilla y Madrid.

Conocido como mantón de Manila, por proceder de la capital de las Filipinas, su origen era sin embargo más lejano, ya que el foco de su fabricación y venta radicaba en China, y más concretamente en la ciudad de Cantón. Era tan copiosa su demanda para enviarlo a Es­paña vía Filipinas, que sus fabricantes accedieron incluso a alterar los motivos de sus dibujos, sustituyendo los crisantemos por grandes rosas y dando a las aves que los adornaban unas características menos exóti­cas. Durante largos años fueron de seda natural, y mucho más tarde se utilizó en su confección la seda artificial, lo que permitió aumentar su formato. En el período de la Regencia, el mantón de Manila llegó a su apogeo como prenda de vestir, incluso en grandes solemnidades, aun­que siempre mantuvo un carácter popular, sobre todo en sus versio­nes policromas. En verbenas, paseos, corridas de toros y otros espec­táculos públicos, adornaba con singular donosura los hombros y el talle de las mujeres, y en tonos oscuros, discretos, constituía un atuendo digno y serio, apto para visitas y ocasiones sociales.

El nombre de la prenda, cuyo uso todavía subsiste, se ha mantenido siempre como “mantón de Manila”, pero su origen real no dejaba de ser conocido, ya que en la célebre zarzuela La Verbena de la Paloma, escrita por Tomás Bretón a finales del siglo XIX, se oye el popular fragmento de “¿Dónde vas con mantón de Manila?”, pero también uno de los personajes canta: “Un mantón de la China te voy a re­galar…

Sobre sus dimensiones es significativo mencionar que debía – por lo menos – cubrir toda la espalda y llegar al extremo de cada brazo, cuando éstos se ubican en posición de cruz con el torso. Por otro lado es de destacar que cuanto más liviano esté confeccionado, mucho mejor para poder soportarlo cómodamente sobre el cuerpo y lucirlo con más prestancia al efectuar movimientos o figuras en el caso de las bailaoras de flamenco.

El mantón de Manila está fuertemente asociado al baile flamenco, aunque es un complemento del vestido usado también por las cantaoras y además, en algunas épocas, se ha usado como una prenda cotidiana y hoy en día se sigue usando.
Es una prenda típica de las chulapas de Madrid.

http://sellamacopla1.forumotion.com/t931-el-manton-de-manila

IMG_0992

http://manuelblasdos.blogspot.com.es/2015/02/museo-de-historia-de-madrid.html

39066960a6bde59c97db6936202a3399

Loewe

El mantón de Manila -en realidad una prenda china, originaria de Cantón- fue uno de los productos que el galeón español transportaba desde Manila a Acapulco, junto con especias, cera, marfil, porcelanas, biombos o abanicos. Una vez en México, ciertas mercancías permanecían en tierra mientras otras embarcaban de nuevo en una nueva flota que atravesaría el Atlántico hasta alcanzar el mercado español.

Este largo viaje del mantón ha provocado que en su nómada existencia se haya adornado primero con los dragones voladores de su tierra natal, poco después con los papagayos de la América colonial o, una vez en España, con margaritas, rosas y un vistoso remate de flecos que lucirían por igual chulapas, flamencas y mujeres de gala. Envolviendo o insinuando el cuerpo de la mujer, el mantón de Manila forma parte del guardarropa femenino desde sus días de hegemonía en la exportación del lujo oriental.

DetalleManton-226x300

http://www.blogfundacionloewe.es/tag/manton-de-manila/

Detalles de algunos mantones

am_417901_3904338_76384 images (3) pavo IMG_8234 IMG_8239 images (2)

En la pintura

hqdefault (1) images (1) e52517cf03af515a8204dc09d943404a angladacama_images_blog_thumb_medium330_0    

Algunas curiosidades

11703027_1045972245427904_3073404834743217935_n

¡Qué mejor que cerrar esta Entrada con este chotis!

MªÁngeles Pozuelo