Viajando sin ir muy lejos (XLV) : El árbol de la música : Soria, acogedora como un largo viaje

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Soria nos acogió a pesar del frío, la lluvia y la nieve. Ya comenté que hice el viaje a propósito de la boda de Sara, una de mis sobrinas.

https://creciendoentreflores.wordpress.com/2017/02/12/flor-seca-prensada-xx-las-flores-de-sara/

La foto que encabeza la entrada está tomada en la Alameda de Cervantes. Destacan esas bellas piceas pungens con su color gris azulado.

El parque es un auténtico jardín botánico, con cantidad de árboles y arbustos, unos autóctonos y otros que no lo son, pero que están aquí por su valor ornamental. Lo conocemos como “la Dehesa” porque antiguamente era un lugar de pasto para los animales, aunque su verdadero nombre es la “Alameda de Cervantes”, debido a los álamos que adornan sus paseos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Algunos de los árboles de la Alameda :

  • ginkgo
  • sequoya
  • haya
  • haya roya
  • arce negundo
  • tilo
  • tejo
  • cedro del Líbano
  • acebo
  • kolreuteria
  • plátano de sombra
  • castaño de Indias
  • chopo
  • abedul
  • fresno
  • sauce
  • nogal
  • tejo
  • pino rodeno
  • pino silvestre
  • ciprés
  • robinia o falsa acacia
  • picea pungens
  • olmo
  • liquidambar

El árbol de la música

No hay consenso a la hora de datar la fecha en la que fue plantado en la Alameda de Cervantes el Árbol Gordo o Árbol de la música, como se le conoció después. Algunos expertos basándose en diámetros de árboles cercanos, databan el enorme olmo situado en la parte baja de la dehesa boyal de San Andrés en torno al siglo XVI. Otros autores se inclinan por atribuir su origen a una plantación ejecutada por el Ayuntamiento de Soria el 7 de enero de 1594 con fines ornamentales, con especies como olmos, sauces y álamos. El cronista de Soria D. Miguel Moreno, daba la fecha de 1611 como el año en el que se plantaron más olmos, entre los que se encontraría nuestro protagonista.  De cualquiera de las maneras, este gigante vegetal estuvo más de 300 años en el corazón de nuestro parque.

Probablemente a finales del siglo XIX se instala un templete o plataforma de madera sobre la que tocaban los músicos. Este elemento fue sustituido por una estructura de hierro el 16 de septiembre de 1924. Desde entonces se conocería como Árbol de la Música. Aquí la Banda Municipal realizaba conciertos para el disfrute de todos los sorianos y se convirtió en gran medida en uno de los símbolos de la ciudad.

En 1985 la plaga de grafiosis llegó al parque de la Alameda de Cervantes de la cual no se libró nuestro olmo. Varios tratamientos le fueron administrados pero finalmente el 5 de febrero de 1992 se decidió talarlo ante su peligro de caída, haciendo desaparecer hasta sus raíces.

Las astillas fueron vendidas como recuerdo de este emblema natural y además con su madera fueron realizados por un ebanista soriano las puertas de acceso desde la Concatedral de San Pedro al claustro, el armario de la sacristía y los pies de los altares de la ermita de Santa Bárbara y el armario vestuario de los Canónigos en la colegiata de Soria entre otros elementos.

Un roble traído desde el monte Valonsadero fue su sustituto temporal, pero pronto murió al no soportar el cambio. En su lugar se plantó un castaño de indias de flor rosa procedente de Alemania y de treinta y un años de edad.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

http://www.turismosoria.es/que-ver/monumentos/arbol-de-la-musica/

http://www.turismosoria.es/que-ver/espacios-verdes/alameda-de-cervantes/flora-y-fauna-de-la-dehesa/

https://tomas-misfotos.blogspot.com.es/2015/03/parque-de-la-dehesa-o-alameda-de.html

Las ardillas

Ni en el Retiro de Madrid había visto tantas ardillas juntas como en este parque.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Museo Numantino

Nos quedamos con ganas de visitar el Museo Numantino. Lo dejamos para el próximo viaje.

36441_sc_4

El museo actual nació como resultado de la fusión de los museos Provincial y Numantino. El primero de ellos surge con el propósito de conservar el patrimonio artístico y cultural afectado por el proceso desamortizador del siglo XIX, en tanto que el Numantino se originó a partir de las excavaciones arqueológicas en el Yacimiento de Numancia.

Tras sufrir una gran reforma en la década de 1980, el Museo Numantino actualmente reúne un variado catálogo de piezas que atestiguan la evolución cronológica de la historia de la provincia, desde el Paleolítico Inferior hasta la Edad Moderna, con una sección específica y muy significativa dedicada a la cultura celtibérica, que se halla ordenada en tres grandes periodos: Antiguo, Pleno y Tardío.

36441_sc_01_cliente 36441_sc_3 36441_sc_1

http://www.turismocastillayleon.com/es/arte-cultura-patrimonio/museos/museo-numantino-soria

Las esculturas en bronce que nos recuerdan a Leonor, Antonio Machado y Gerardo Diego

gerardo images antoniomachadosoria_estatua

Asimismo, en el próximo viaje tomaré fotos de algunas imágenes de fachadas y edificios en los que las flores son las protagonistas.

Y qué mejor cierre que con este “Cantares” en la voz de Joan Manuel Serrat

MªÁngeles Pozuelo

Anuncios

2 thoughts on “Viajando sin ir muy lejos (XLV) : El árbol de la música : Soria, acogedora como un largo viaje

  1. Sabía que te iba a gustar Soria a nada que tuvieras unas horas para poder disfrutar de la ciudad y del famoso parque cargado,como has podido ver, de infinidad de árboles y de ardillas. Este otoño, que fue más largo que nunca para lo que allí corresponde, pudimos pasear por él y descubrir su vegetación en su esplendor. También a mí me sorprendieron las ardillas que, jugetonas, se acercaban y seguían nuestro camino.

    Yo fui testigo directo en el verano del 70 de los los conciertos de la Banda Municipal en el famoso árbol de la música. El parque era y es el centro neurálgico de la ciudad y entonces era el lugar de reunión de la gente jóven.

    Cuando vuelvas no dejes de visitar el Museo Numantino, ni tampoco los Arcos de San Juan de Duero y el Claustro de la Concatedral de San Pedro. Un paseo por el Duero y la ermita de San Saturio merecen la pena también.

    Soria, como dice el slogan publicitario, ¡ni te la imaginas!, y es verdad. ¡Hay tanto que ver!

    Me gusta

  2. Tu comentario completa la entrada y la abriga. Un buen abrigo tratándose de Soria, tan fresquita. Gracias, hermanita, por dedicar un rato de tu escaso tiempo. Volveré, no lo dudes. Soria me atrapó.
    Gracias por estar ahí a pesar de tus preocupaciones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s