Dulce Navidad (II) : Troncos de Navidad

p1040341 images

Aunque las recetas que voy a colgar son de una de mis hermanas, Pilar, este postre parece que tiene sus orígenes en Francia.

images-1

Aunque el Tronco de Navidad o Bûche de Noël es un postre tradicional que se sirve en muchos países europeos en navidades es originario de Francia. Como su nombre indica se trata de un postre que se presenta decorado como si fuera un tronco listo para entrar a la chimenea y es por eso que tiene una rica historia llena de simbolismo.

http://postresoriginales.com/francia-tronco-de-navidad/

Francia es, incluso hoy, una de las zonas donde más extendida está la tradición del tronco de Navidad, sin embargo ya no se trata de una pieza de leña, sino de un delicioso postre de bizcocho genovés, mantequilla y cacao. ¿Cómo sucedió? La revolución industrial hizo desaparecer gran parte de las chimeneas del país, pasando a calentarse los franceses con estufas de carbón. En ellas no podían hacer arder el tronco navideño, por lo que el pastelero Pierra Lacam vió en 1898 su oportunidad de negocio. Su bizcocho enrollado, con gran profusión de detalles navideños, triunfó entre los parisinos y, más tarde, incluso entre las colonias francesas. Sin embargo, la primera receta en la que reconocemos el Bûche de Noël tal y cómo lo conocemos hoy es de 1905 y se le atribuye a Joseph Favre, quien la recogió en el Dictionnaire Universel de Cuisine Pratique. Hoy en día los rellenos son tan variados como los artesanos quieran proponerlos, al igual que los adornos que lo acompañan, pero los más habituales son el chocolate y la crema.

http://contucocina.com/historia-del-tronco-de-navidad-tradicion-pastelera-francesa/

La primera receta de mi hermana Pilar

Ingredientes:

150 g. de azúcar, 150 g. de harina, 5 huevos, 1/2 cucharadita de vainilla, una copita de ron (opcional) y crema de mantequilla al chocolate.
 
Crema de mantequilla al chocolate: 1 clara de huevo, 150 g. de azúcar, 170 g. de mantequilla y 100 g. de chocolate fundido.
Modo de hacerlo : Para el bizcocho:
Poner las yemas de huevo con 100 g. de azúcar y la vainilla y batir hasta que esté blanco y espumoso. Añadir la harina cernida y, por último, muy delicadamente las claras de huevo batidas a punto de nieve con el azúcar sobrante.
Verter el preparado en un molde bajo de unos 26 por 40 cm. engrasado y forrado con papel vegetal. Cocer en el horno, previamente calentado, a 200 grados de 15 a 18 minutos. Retirar el molde del horno, volcarlo sobre un paño limpìo y ligeramente húmedo. Al cabo de dos minutos desprender con cuidado el papel, enrollar enseguida el bizcocho con el lienzo y dejar enfriar.
Extender de nuevo el bizcocho y humedecerlo mediante un pincel con un poco de ron diluido en agua. Untar por encima de modo uniforme con crema de mantequilla al chocolate dejando libres los bordes. Enrollarlo de nuevo, bien prieto, en el lienzo y mantenerlo en el frigorífico unas tres horas.
Retirar el lienzo del rollo, cortar los dos extremos con un cuchillo, cubrir todo el tronco y los dos trozos cortados con la crema. Apoyar éstos al tronco, uno a cada lado. Retocar las juntas con la crema y, con un tenedor, formar unas estrías para conseguir el efecto de la corteza de un árbol.
Decorar el tronco  al gusto, con bolitas plateadas, por ejemplo.
Modo de hacerlo : Crema de mantequilla al chocolate:
Poner en un cazo 120 g. de azúcar y preparar un almíbar ligero. Batir la clara de huevo con el azúcar restante a punto de nieve y añadirle el almíbar en hilo. Incorporar la mantequilla blanda en trocitos, batiendo sin interrupción hasta obtener una crema lisa y homogénea. Agregar, por último, el chocolate fundido al baño María.
La variante rellena de crema de castañas
Para el bizcocho seguir las instrucciones del Tronco de Navidad relleno con crema de chocolate.
Crema de castañas: 350 g de azúcar, 60 g de mantequilla fina, 2 decilitros de leche, una copita de ron o kirsch, una cucharada de azúcar vainillado, 6 cucharadas de mermelada de albaricoque.
Preparación.– Quitar las cáscaras a las castañas. Ponerlas en una cacerola con agua fría, cocerlas y cuando hiervan apartarlas del fuego. Pelarlas  y echarlas en otra cacerola donde tendremos ya preparada la leche caliente con un pellizco de sal fina. Tapar la cacerola y dejar cocer lentamente hasta que estén blandas. Escurrir bien el líquido sobrante y dejar unos minutos las castañas al fuego para que se sequen. Hacerlas puré.
Hacer un almíbar con 75 gramos de azúcar en terrones y un decilitro de agua (estará a punto cuando rompa el hervor); mientras tanto, añadir la mantequilla al puré de castañas, mezclar bien y en cuanto esté el almíbar agregarlo también. Mezclar bien todo e incorporar el ron o el kirsch.
Esta pasta de castañas, al enfriase endurece, así que habrá que conservarla algo tibia para poder extenderla bien.
Untar el bizcocho primero con la mermelada de albaricoque, que habremos pasado por un tamiz, y a continuación con una buena capa de crema de castañas. Enrollarlo y envolverlo en papel vegetal para que no se deforme. Dejar enfriar.
Decorarlo como en el Tronco de Navidad relleno con crema de chocolate.
 
Pilar Pozuelo
Gracias, Pilar, por, nunca mejor dicho, enriquecer el blog.
MªÁngeles Pozuelo
Anuncios

4 thoughts on “Dulce Navidad (II) : Troncos de Navidad

  1. Me parece fantástica la historia del Tronco de Navidad. Yo tenía una vaga idea de que el postre venía de una antigua tradición europea pero no me había preocupado de saber más. Es curioso como muchas recetas que hoy se siguen elaborando son un reflejo perfecto de las costumbres y tradiciones de lugares y épocas de lo más variopintas.

    Te mando si quieres una receta muy antigua del Tronco de Navidad relleno de Castañas. Yo la hice hace muchos años y estaba riquísimo. Eso sí, para paladares exquisitos porque a los niños no les agradó tanto.

    Me gusta

  2. Buceando en tantas historias, estoy aprendiendo y disfrutando mucho al tiempo que hago disfrutar a otros.

    Espero esa receta de tronco relleno de castañas aunque el procesado de las castañas no es algo fácil.

    Hay un postre que hacía mi suegra en Navidad, “Mont Blanc”, que intentaré rescatarlo. Revisando algunas recetas y paginas en internet veo que unos lo consideran una receta italiana, concretamente de Milán y otros francesa. En Cataluña también es un típico dulce en la festividad de los Santos.

    Gracias, nuevamente, por endulzarnos el blog.

    Me gusta

  3. La crema de castañas se puede hacer con un puré de castañas que venden, creo que de la marca Cuevas y también de Hero.

    Por cierto, tengo alguna receta de Mont-Blanc de castañas. Parece ser que dicho postre se sirvió por primera vez en casa de los Borgia en el siglo XV y se puso de moda en Francia mucho más tarde, en el siglo XVII.

    O tal vez hablas de Monte Nevado, Isla flotante, todas ellas van coronadas de merengue, de ahí su nombre.

    Me gusta

  4. No, no, me refiero a la que no lleva merengue. he visto muchas recetas de Mont Blanc con merengue pero la que yo digo la montaña está hecha a base de crema de castañas pasada por una manguera y dejándola caer como si fueran gusanitos pequeños. es más sana que con nata o merengue.Mi suegra la hacía con castañas naturales no con crema envasada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s