Verano , mucho más que playa : sandías, refrescos, helados

A algunos ya se nos ha acabado el verano y las vacaciones que éste conlleva, otros aún estarán disfrutando de sus vacaciones estivales y otros preparando la vuelta al cole de los pequeños. No quería dejar sin publicar esta refrescante entrada dado que el calor se está prolongando y no llueve lo que desearíamos y seguimos necesitados de granizados, horchatas, helados y agua fresquita para calmar la sed.

playa

0bañarse_Giulia Tomai estiu_Laura Wood platja_Vito Cano playa playa_Aida Emart sandalias verano_Jennifer Lambein  estiu_Bernadette Deming

http://bibliocolors.blogspot.com.es/2014/07/dia-de-platja-dia-de-playa-beach-day.html

Sabores helados

ventas4 imagen blogger-image--951053303

Los helados han estado ligados a mi desde la infancia. Desde aquellos helados que vendían en los Jardines de la Victoria de Córdoba hasta los que descubrí en Cantabria hace muchos años. Esos helados son una buena excusa para volver a cada lugar aunque parece que todo se saborea más en la añoranza.

Helados de :

  • Vainilla
  • Fresa
  • Cacao-chocolate
  • Café
  • Hierbabuena
  • Limón
  • Turrón
  • Avellana
  • Pistacho

Heladerías :

  • Módena (Madrid)
  • Bruin (Pº del Pintor Rosales, Madrid)
  • Helados Sirvent (Torrevieja)
  • Heladería Navia de Campoamor (Alicante)
  • Heladería Mira (Málaga)
  • Heladería italiana (Roma)
  • Heladerías Regma (Cantabria)

Es en esta última heladería donde he tomado los helados más grandes, tanto que hay que tener mucho cuidado para no mancharse si uno no espabila.

regma-heladeria_2609121

En la pintura

He visto que es un tema que apenas se recoge en el arte ni siquiera en el moderno.

niña_helado_botero

Enlaces veraniegos

http://bibliocolors.blogspot.com.es/search/label/il%C2%B7lustracions%20de%20l’estiu

http://bibliocolors.blogspot.com.es/2015/07/diumenge-destiu-sol-i-platja-domingo-de.html

http://bibliocolors.blogspot.com.es/2014/07/dia-de-platja-dia-de-playa-beach-day.html

http://bibliocolors.blogspot.com.es/2014/08/refrescs-per-combatre-el-calor.html

http://bibliocolors.blogspot.com.es/2014/07/flors-per-lestiu-flores-para-el-verano.html

Más verano

balcon_May Smith autoretrato-g-gil 

http://bibliocolors.blogspot.com.es/2016/07/flaires-destiu-perfumes-de-verano.html

https://perdidoenmallorca.com/2015/09/

Relatos de Verano

Felipe Vila nos aporta este relato tan personal. El, como dos de mis hermanas y tantas otras personas, encontró el amor de su vida en verano.

UN PASEO TRASCENDENTE POR EL ARROYO JABONEROS

Rondaba yo los 17 años, seguía siendo un palomino atontado cargado de
timidez y complejos, y mi pasión principal, desmedida, seguía siendo
la pesca submarina, por lo que aquel día  de septiembre mi propósito,
como todos los días del verano, era irme de pesca.
Me levanté temprano y, sólo con notar la claridad del día, me temí lo
peor; había saltado el poniente. Me acerqué al porche de la casa para
comprobar mis temores y, efectivamente,  el mar daba ya una coloración
azul intenso en el que empezaban a aparecer los pañolillos. ¡Qué
fastidio, con los pocos días que me quedaban para irme a estudiar a
Madrid!.
Mi hermano Pepe durante el desayuno, al oírme renegar de mi mala
suerte, me ofreció que me sumara a la excursión que iban a hacer los
de su pandilla, gente bastante mayor que yo, por el Arroyo Jaboneros.
En principio no lo consideré un plan demasiado atractivo pero no tenía
nada mejor que hacer pues mis amigos, los que no eran aficionados a la
pesca, tenían otros planes. Total que acepté la oferta de mi hermano,
mi madre preparó algún bocadillo más y me preparé para irme de
excursión.
La cita era en la puerta de un apartamento que había junto a mi casa y
allí fueron llegando gente, casi todos conocidos por ser amigos de mi
hermano, unos desde el propio barrio de Pedregalejo y otros desde
Málaga. Después de saludarnos y de que nos presentarán  a algunas
personas no conocidas, entre ellas una chica más joven llamada Pilar,
amiga de una de las chicas de la pandilla de mi hermano,empezamos
nuestra excursión. Se trataba de subir por la margen derecha del
arroyo jaboneros, antes de hiciese demasiado calor, pararnos en algún
lugar de sombra, comernos los bocadillos y volver.
Inevitablemente la gente de la pandilla de los mayores empezaron a
hablar de sus cosas dejándonos a nosotros, a los más jóvenes, un poco
marginados. Llegamos a la primera presa, una vez superado el bosquete
de eucaliptos, y nos metimos en el cauce del arroyo, sorteando bolos y
saltando de vez en cuando los pequeños brazos de agua del arroyo. En
este tramo apenas si hablamos, los dos estábamos un poco cortados, y
nos costaba encontrar temas de conversación.
Poco a poco la conversación, milagrosamente, se fue haciendo más
fluida, el paisaje perdió protagonismo y no sabría decir a qué punto
del arroyo llegamos ni dónde nos comimos los bocadillos. Recuerdo, eso
sí, que a la vuelta, al despedirnos, logré reunir el valor para
pedirle que quedáramos otro día para vernos en Málaga.
¿Que dónde está la trascendencia?. La trascendencia vino después en
forma de cinco años de noviazgo a distancia, más de mil cartas,
cuarenta y ocho años de matrimonio, tres hijas y nueve nietos. ¿Os
parece poca trascendencia?.

La culpa la tuvo el poniente.

Veo que hay mucha gente aún de vacaciones pero si alguien quiere aportarnos sus relatos veraniegos, podría, incluso, convocar un concurso. Espero vuestros relatos. Seguro que entre los seguidores hay buenos escritores.

Recibo esta colaboración de Marian recordando los veranos de su infancia

Recuerdo los veranos del Norte como los veranos del frío. De niña pasaba mucho frío. Los baños terminaban cuando los labios estaban morados y los dientes hacían el ruidito característico de los tiritones…..tic…tic ….tic……Allí estaba nuestra madre con los cálidos toallones …..la ropa de cambio y cuando ya estábamos reconfortados, las frutas de verano , el bocadillo de mantequilla y chocolate ….si era por la tarde……y la bonita canción cantada por el barquillero ….”Parisien rico!!!!”  ” Parisien rico!!!”………No he comido cosa más exquisita que aquellos creps de barquillo deliciosos comidos  en la playa ya reconfortados de los tiritones…….

Mi padre era un gran nadador y muy aficionado a la pesca y para poder practicarla había comprado una bonita txalupa de remos. Se llamaba “Chimbolandia”. Cuando el tenía vacaciones el baño era en mitad del Abra, es decir tirándonos de la barca…..Claro éramos cuatro hermanos y si el mayor ya era capaz de nadar el resto a medida que íbamos creciendo teníamos que aprender y él se había impuesto la tarea de enseñarnos. Lo hizo enseguida. Nos ataba una gruesa cuerda a la cintura y el nos sujetaba desde la barca y así sujetos dábamos la vuelta alrededor. Había ideado una cómoda escala que se adaptaba a la popa de la txalupa y …..listo!!! creo que no tardábamos más de 3 o 4 días en aprender. Nos encantaban aquellos baños donde no había fondo en los que veíamos nadar alrededor nuestro a los pececillos, y en los que nos sentíamos como ellos……libres y seguros ….estaba nuestro padre ….en medio del Abra.

Aquella barca dio mucho de si porque además de los baños y la pesca sirvió para un ritual que se repetía todos los años. Íbamos en familia a la procesión del Carmen. Teníamos que remar hasta Santurtzi….y alli acompañar en procesión a la Virgen del Carmen hasta el lugar en donde se echaban las coronas y ramos de flores en memoria de los fallecidos en el mar.  Se cantaba la Salve Regina y se volvía al puerto.

En el mismo puerto los pescadores habían colocado unas buenas parrillas con brasas y allí con un olor penetrante a sardina y en mesas con bancos corridos comíamos las sardinas …..seguro que después teníamos un buen helado de Aberasturi….y ya, cansados, atravesábamos la bahía que separa Santurtzi de Las Arenas.

 Luego llegó la adolescencia ….más tarde la juventud……ahora con mis nietas intento revivir algunas de aquellas maravillosas experiencias de mi infancia que me hicieron tan feliz.

 

Y este otro de mi amigo y seguidor Ramon Bayés con esta introducción. Una primicia de un relato que aún no ha visto la luz.

La responsable de este blog, excelente amiga, me ha pedido un relato sencillo de verano para incluirlo en sus envíos y ya le había contestado que no recordaba ninguna anécdota que aportar cuando me he dado cuenta que dentro de una especie de libro bastante ácrata que he terminado de escribir hace un par de días, hay un pequeño relato que quizás pueda interesar a algún lector.

La oveja descarriada

Cuando, como casi cada domingo, después de comer con unos amigos en una pizzería de Barcelona, pasamos cerca de un restaurante que lleva el extraño nombre de “La oveja descarriada”, se me aparece, como en un sueño, la imagen de una solitaria y frágil oveja – aterida, hambrienta, asustada, perdida entre los riscos, balando débilmente, rodeada por famélicos lobos – tal vez soñando con un redil protegido por un buen perro pastor.

Y siento un impulso irresistible de convertirme en emprendedor y entrar a formar parte activa del ramo de hostelería para crear e inaugurar en las cercanías – es decir, en la calle Muntaner o Londres – otro restaurante al que llamaría “La oveja carriada” para recordar a los rebaños que pudieran transitar algún día por esta misma acera que, aunque el mundo, a veces, sea cruel con las criaturas que lo habitan, también, en otras ocasiones, les ofrece agradables lugares seguros, con excelente hierba, agua cristalina y música de Bach.

Gracias a Felipe, Marian y Ramon por contribuir a enriquecer el blog.

Aquel verano, interpretado por Marisol : esta canción me parece preciosa y es la primera que me vino a la cabeza al hacer esta Entrada. Fue una pena ver desaparecer a esta bella malagueña con la que tanto disfrute de pequeña con sus películas que vi sin cansarme una y otra vez y cuyo repertorio musical me aprendí y aún hoy recuerdo.

 

Aprovecho para recordar a los seguidores que para hacer una comentario deben de pinchar en el título de la Entrada para que se actualicen los comentarios y poder emitirlos.

MªÁngeles Pozuelo

Anuncios

2 thoughts on “Verano , mucho más que playa : sandías, refrescos, helados

  1. Que bonitos relatos!!, me tomé un tiempo para leerlos y saben a corazón, como los helados de nuestra infancia, tomados de tarde en tarde, sencillos y sabrosos.
    GRACIAS

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s