Chales que acarician : el chal de mi madre

chal mamá

Entrado el Invierno y a la caída de la tarde ya apetece sentarse a leer o coser en el sofá cubriéndose con un chal o con una manta de esas que tanto se han puesto de moda. Hay quien la usa para proteger el sofá pero a mí me gusta sentarme sobre el sofá y disfrutarlo.

chal flores manta sofá 6

El chal que encabeza la Entrada fue un regalo que le hice a mi madre por Navidad. Siempre tengo presente a mi madre pero especialmente en estas fechas no solo porque saco su chal del armario sino por lo que la Navidad representó en nuestra familia.

Las labores de aguja me retrotraen también a la infancia. Ahora que las he retomado de nuevo, recuerdo muy bien que aprendí a hacer punto a la edad de ocho años. Fue el verano de Punta Umbría, un caluroso verano como todos, en el que tuvimos la suerte de doblar vacaciones. Estábamos disfrutando tanto que mi padre consiguió prolongar el verano alquilando una casita en la orilla de la playa después de haber finalizado la quincena en la residencia a la que habíamos ido. Se trataba de una casa elevada sobre soportales y construída sobre la arena. No se si sería un modelo emulando las  Casas de los Ingleses o una de aquellas casas rehabilitadas.

punta 2 punta 3 bis punta 3 Punta_umbria_años_60_2

Dejo aquí algunas imágenes y una foto tomada de la Punta Umbría de la época. Han quedado bien grabadas en mi retina la imagen de esos soportales donde jugábamos y ese porche en el que aprendiera a hacer punto.

La Casa de los Ingleses es un diseño de los arquitectos González García de Velasco y González Vílchez inspirado en el modelo constructivo implantado por la compañía minera Rio Tinto Company en Punta Umbría a finales del siglo XIX. Esta edificación sigue el esquema compositivo de las casas 13 y 14 diseñadas por el inglés Clayton en 1917.

http://www.puntaumbria.es/opencms/opencms/puntaumbria/content/turi/hist/info/info_edificios-destacados.html

En los dos últimos años he retomado las labores de punto de media y realizado jerseys y cuellos. Tengo iniciada una manta de trozos muestrario, parecida a la que muestra la imagen, que espero poder acabar algún día.

manta tejida

Os muestro algunas que me han parecido preciosas. Las de ganchillo, que son las que más repiten los motivos florales, las mostraré en la Entrada que dedicaré al ganchillo.

manta de lana 2 manta lectura manta1IMG_1973 colcha lana patchwork colcha_Mariv_1

Para la butaca

9411c13f7d535f5245b1728b025739b9 f1047a3367682dd199d667f705d924c3 manta sofá

Aprovecho para recordar a los seguidores que para hacer una comentario deben de pinchar en el título de la Entrada para que se actualicen los comentarios y poder emitirlos.

Mª Ángeles Pozuelo

One response to “Chales que acarician : el chal de mi madre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.