El maravilloso mundo de los árboles (III) : Entre encinares y olivares

Olivos-con-cielo-amarillo-y-sol
Olivos con cielo amarillo y sol de Vicent Van Gogh

I
Parejo de la encina castellana
crecida sobre el páramo, señero
en los campos de Córdoba la llana
que dieron su caballo al Romancero,
lejos de tus hermanos
que vela el ceño campesino -enjutos
pobladores de lomas y altozanos,
horros de sombra, grávidos de frutos-,
sin caricia de mano labradora
que limpie tu ramaje, y por olvido,
viejo olivo, del hacha leñadora,
¡cuán bello estás junto a la fuente erguido,
bajo este azul cobalto,
como un árbol silvestre espeso y alto!

II
Hoy, a tu sombra, quiero
ver estos campos de mi Andalucía,
como a la vera ayer del Alto Duero
la hermosa tierra de encinar veía.
Olivo solitario,
lejos de olivar, junto a la fuente,
olivo hospitalario
que das tu sombra a un hombre pensativo
y a un agua transparente,
al borde del camino que blanquea,
guarde tus verdes ramas, viejo olivo,
la diosa de ojos glaucos, Atenea.

Antonio Machado (A la memoria de Cristóbal Torres)

No solo los árboles tienen raíces. Mis raíces están muy arraigadas en esas dos tierras de encinares y olivares que son Extremadura y Andalucía. Concretamente, Badajoz y Montoro-Córdoba.

Creo que lo que me inclinó a comprar la casa del campo fue su hermosa encina. Recuerdo que en su día le dije a mi madre : “Ya tengo un trozo de Extremadura”.

Hablaba en la primera Entrada, de la serie dedicada a los árboles, sobre el lenguaje y sonido de los árboles. Nunca olvidaré el sonido de las encinas en 1978 en un viaje que hice a Extremadura a la finca de una amiga. Aquel sonido me sobrecogió de tal modo que se quedó conmigo para siempre.

Me gustan los olivos por lo que me transportan a la infancia, a Montoro, a mi padre y a los recuerdos que en tantas ocasiones he oído contar a mis hermanos. Me gusta disfrutar de un buen aceite de oliva virgen y me gusta el olor en las almazaras.

Yo misma he plantado el olivo que hay en nuestro jardín que ahora le hace compañía a la encina. Dicen que hay tres cosas que uno debe de hacer en la vida :

  • plantar un árbol
  • tener un hijo
  • escribir un libro

Yo he cumplido mi misión  así que podré irme en paz.

Me gusta leer bajo la encina

leyendo bajo la encina

y oler el humo que sale de la chimenea cuando se han quemado troncos de encina. Me gusta, asimismo, la madera de olivo para hacer pies de lámparas y accesorios para la cocina, paneras, fruteros, cucharas, morteros :

olivo cucharas olivo madera olivo mortero

olivos

En nuestra encina suelen anidar una pareja de carboneros cada año, en una casita nido que construímos nosotros mismos :

carbonero1

Ayer, el paseo por el campo fue entre encinares y olivares. Es lo bueno que tiene esta ciudad que te alejas a pie y estás en el campo, en plena naturaleza.

encinares

20151024_183012

A nuestro paso grandes extensiones de esparto

esparto

No faltan :

  • enebros
  • retamas o escobas
  • ruda

Pero lo que más me sorprendió de todo fue ver esta maravillosa planta con flores de Otoño que alegra los campos cuando ya apenas nada florece : tanaceto microphyllum

tanacetum 2 tanacetum microphyllumm Tanacetum microphylum

MªÁngeles Pozuelo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s