Rodeados de flores

vendedora-flores2
La vendedora de flores de Diego Rivera

Es difícil entender la vida sin flores. En los alrededores de las maternidades siempre hay una floristería, un negocio que va en crescendo cada día pues siempre hay algo que decir con flores. En realidad, nacemos y morimos rodeados de flores. Hay efemérides o días señalados en los que se venden miles de flores, como en el día de la madre, en Navidad con las Flores de Pascua “Poisentia”

images (3)
Poisentia

O el día del Libro, 23 de Abril, en Barcelona en el que se celebra la festividad de Sant Jordi con una rosa

onedaysantjordi
Sant Jordi

Si me remonto a mi infancia tengo la imagen de muchas flores que me acompañaron en mi vida : – flores en los vestidos de mi madre – flores en  los vestidos de mis hermanas y en los míos – flores en el pelo – flores en la mesa – flores en la lencería – flores en la cama  – flores en el baño – flores en las ventanas y azoteas En mi juventud y vida adulta – flores en el ramo de novia y en el pelo – flores en mi jardin – flores en el despacho – flores en la casa

gr_697238_5638869_17896
Diego Rivera

En esta categoría tendrán cabida muchas ideas, infinitas ideas y hablaré de : – Jardines Botánicos – Webs sobre flores – Ramos de novia – Libros recomendados – Flores y arte – Flores y literatura – Flores y poesía

Pensando en esta Entrada me acordé de Cristina http://tirandodelcarro.wordpress.com y Virginia http://viveindorodando.wordpress.com/, que formaron parte de lo que yo vine en llamar en mi blog http://afrontandolesionmedular.blogspot.com/ “Las flores del Jardín” Ambas me autorizaron a usar estas imágenes que forman parte del video que creó Virginia para Batec Mobility. ¡Menudo reportaje floral más cuidado!

captura-de-pantalla-2014-08-25-a-las-22-37-13

captura-de-pantalla-2014-08-25-a-las-22-36-54

captura-de-pantalla-2014-08-25-a-las-22-36-39

captura-de-pantalla-2014-11-14-a-las-09-55-19captura-de-pantalla-2014-08-25-a-las-22-36-04

captura-de-pantalla-2014-11-27-a-las-12-56-11Esta cesta llena de flores en la silla no es muy distinta de esas bicis con cesta

Dutch-bikeGracias de nuevo por compartir estos momentos y estas fotos.

Flor seca prensada (III) : El legado de las flores secas

image3El cuadro que encabeza esta Entrada no es mío sino de mi amiga Marimar a la que descubrí el pequeño universo de las flores secas prensadas. Hace año y medio impartí en casa un Taller de flor seca prensada 

taller flores

en el que participaron una hermana, unas amigas y la hija de una de ellas. El taller se desarrolló en un buen clima sin muchas pretensiones salvo el de iniciarlas en lo más básico. Cuál ha sido mi sorpresa que algunas, como Mª Mar se han hecho autodidactas y ya se atreven hasta componiendo cuadros como estos

image2image4 (1)

unnamed (10)

Cuando finalizó el Taller, me contaba su marido que Marimar empezó a hacer composiciones en casa sin parar para obsequiar a la familia y amigas. Cuando iba al campo en Navahermosa (Toledo) empezó a descubrir flores que hasta entonces habían pasado para ella inadvertidas y las secó con esmero y he aquí el resultado.

Otra de mis seguidoras en este hobby fue una paciente mía, Juana Mª;  que hace unos días me enviaba esta tarjetapostalCuando hable de los marcapáginas, colgaré uno muy original que Juana me regaló.

Mamen, otra de las asistentes, es quien me regaló la plastificadora  a la que le he sacado mucho partido. Ya dedicaré a ello una Entrada.

Tengo la intención de hacer otro Taller en Otoño.

Hace unos años  también se animó a confeccionar tarjetas y marcapáginas una profesora de inglés de mis hijos a la que le regalé uno de los primeros marcapáginas que hice.

Me satisface haber descubierto este hobby a algunas personas.

 

MªÁngeles Pozuelo

El Psicólogo que buscaba la serenidad y las lobelias

IMG00185-20110707-1041

unnamed (3)

unnamed (5)

Descubrí las lobelias de la mano de Ramon Bayés  cuando leí su libro “El Psicólogo que buscaba la serenidad” cuyo capítulo primero titula “El maravilloso color de las lobelias”

P6030060
Ramon Bayes en la montaña leonesa

Fue a partir de la lectura de esta obra suya que yo contacté con Ramon (en catalán no se acentúa) y a partir de ese momento, ya hemos seguido unidos por lecturas. correos y por compartir muchas ideas. Ramon es un hombre que no envejece. Es ya un amigo.

Me llamó mucho la atención una anécdota que el cuenta en su libro.El tenía la intención de titularlo “El Psicólogo que amaba las lobelias al amanecer” pero el editor le sugirió el cambio del nombre porque con ese título no iba a vender ni un ejemplar porque apenas nadie conoce las lobelias por lo que consideró su recomendación y le cambió el título aunque le dedicó un capítulo en el mismo.

Comenta Ramon : “Todavía recuerdo cuando subía a las montañas del Pirineo Aragonés en busca de edelweis. Junto a las lobelias y las violetas, era mi flor preferida”.

Me pasa Ramon un tiempo después esto que Christian Bobin escribiera sobre las lobelias y que gentilmente ha traducido Marian para el blog

Las diferentes regiones del cielo 

Las Lobelias   ( Christian Bobin…….01-11-12 )
Chri
stian Bobin es escritor y poeta.Recientemente ha publicado “El hombre-alegría”(Iconoclaste) y “Un asesino blanco como la nieve”(Gallimard 2011).

Tengo una nueva carta para vosotros… No la he escrito yo, si no el aire, la luz y un ramo de lobelias, ya sabéis, esas flores de la familia de las campánulas, con bonitos reflejos azulados. No esperaba nada esta mañana.Es siempre un buen signo no esperar nada a poco que esta no-espera sea ligera, ágil, feliz. Eso me bastaba para sentirme vivo. La felicidad es una decisión, el ataque a una avanzadilla angélica. He entrado en el cementerio. Hacía bueno. El verano y el otoño respetaban una tregua. Algunos colores rojizos, un poco de fuerte sol…una guerra suspendida en el aire. Mi padre reposaba en este cementerio. En fin, su abrigo de hueso y de estado -civil, su nombre dorado en el costado de una piedra. En realidad, mi padre caminaba a mi lado, invisible, iba conmigo a ver su tumba.Súbitamente me paré delante de otra tumba. Se parecía al libro perfecto. Ese que nadie alcanza a escribir. De pie una cruz, blanca, sobre una losa blanca y, delante de la losa, un centro desbordante de lobelias frescas, acariciadas por una mano de luz. El azul de las flores era de paso sobre la tierra. Nos cruzamos con los milagros a ciegas, sin ver que el mínimo brote de una flor está hecho de miles de galaxias, y que las ramitas de un nido abandonado o la bóveda glaseada de azul del cielo estrellado hablan de la misma maravillosa ausencia. Una mariposa blanca ha revoloteado por entre las lobelias. Sus  alas palpitaban como un corazón enamorado. Finalmente apareció lo más bello, lo que faltaba para hacer de esta tumba una página de escritura radiante de delicadeza: un lagarto. La sombra escurridiza e infantil del dolor. Me puse en cuclillas, le hablé. El lagarto sorprendido ni se movió. Las lobelias escuchaban.
Observaba el pequeño caparazón de cuero, la inquietud que hacía moverse una bola en su garganta, las patas muy planas, abiertas como los dedos de un guante sobre la piedra recalentada de claridad. Esto duró algunos minutos, el tiempo de ver el cielo y sus doctores angélicos desfilar en el intervalo abierto de un lado por mi fascinación y del otro por el sobrecogimiento del lagarto. Ya no se lo que le dije. Lo importante no eran las palabra sino la voz. Conocía a la persona que estaba en esa tumba. No hacía tanto tiempo que le había visto sentado en un sillón, sonriendo con una sonrisa que se expandía en ondas alrededor de su rostro cansado. Así que todos morimos: es un descubrimiento que necesitamos hacer de vez en cuando. Esto no es tan grave. Eso que hay de azul en nosotros remonta el azul del cielo y va más allá. El encanto se deshizo sin drama. Me levanté y el lagarto se fue. Entre las ciudades aturdidas y el absoluto, está la zona baldía de los cementerios. Una fisura entre el tiempo y lo eterno. Los lagartos se deslizan-como hacen el dolor y la esperanza. En cuanto al azul de las lobelias, éste no es de este mundo, ni tampoco del otro. Está entre los dos. No espera nada. Forma parte de las cosas que hacen la vida maravillosa : una sonrisa sin labios, un pasaje secreto, un libro perfecto. (Traducción MªÁngeles Escudero- Marian)

http://www.lemondedesreligions.fr/chroniques/regions/les-lobelies-01-11-2012-2796_164.php

A raíz de que Ramon me hiciera ese descubrimiento, mi marido me regaló unas preciosas lobelias para la ventana de la cocina pero se ve que ese no era el mejor sitio para que ellas crecieran y florecieran y se perdieron. A mí me parece una flor preciosa pero muy delicada.

Esto es lo que escribí en 2013

Una lobelia en la ventana y unos jilgueros en el jardín ( 4 de mayo de 2013)

Me regaló Alfonso, mi marido, un centro de lobelias. Las instalé en en la ventana de la cocina donde disfruto desde que coloqué los maceteros en noviembre.

Merendando en el jardín de la casa del campo se oyen jilgueros y carboneros y, a lo lejos, algún que otro abejaruco.

Hace un día espléndido y reina una paz inmensa que me permite descansar y desconectar.

Encinas, cantuesos, mimosas vecinas y nuestros árboles propios. Mirlos cantores que se preguntan y se responden. Es admirable como cada cual sabe su cometido, lo que tiene que hacer, lo que la naturaleza dispuso y ellos acatan, una vez más, cada estación anual.

El dia 30 de Mayo de 2013 visité La Granja de S. Ildefonso  y cuál fue mi sorpresa al encontrar cientos de lobelias en las inmediaciones del Palacio

http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2013/05/dias-de-reflexion.html


palacio-real-de-la-granja

La hilera de color malva son las lobelias

MªÁngeles Pozuelo

Flor seca prensada (II) : El arte de la flor seca prensada

foto-cuadro-2Aunque este cuadro que encabeza la Entrada de hoy, es uno de los trabajos más elaborados, no debe de alarmar a los seguidores pues mi intención es ir contando paso a paso todo lo que yo se y he aprendido del arte de las flores secas.

Voy a hacer un Índice que contemple los temas que voy a tratar :

– La recogida

– Lo que cae de los balcones

– El prensado

– La conservación

– La permanencia del color

– Las flores más agradecidas y fáciles

– Los materiales de soporte

– Los pegamentos y sprays

– Los primeros trabajos : marcapáginas

– Conservación del trabajo

– Tarjetas

– Cuadros

– Flores y madera

La recogida de flores y plantas y la conservación

potpourrí

Cualquier salida o paseo puede ser una oportunidad para el aficionado a este arte. Es por ello que siempre se debe de llevar en el bolso o mochila pequeñas agendas donde poder guardar lo que encontremos a nuestro paso. Hay que tener en cuenta que no se debe de recoger mucho de un golpe o al menos no meterlo todo en la misma libreta o agenda porque la humedad lo echaría todo a perder.

Hay a quien le gusta secar rápido mediante la ayuda del microondas pero yo no utilizo esta técnica.

Los iniciados deben de empezar por recoger aquellas hojas, pétalos o flores más agradecidas por su resultado y conservación del color (pétalos de rosa, pensamientos, hortensias, hojas de acacia, hojas de árboles en general).

hortensias

Las plantas tridimensionales se deben de dejar para cuando se hay probado con las más fáciles.

El mejor resultado se obtiene, guardando en el momento de la recogida sin esperar a llegar a casa. Se puede llevar una agenda con dos gomas del pelo para presionar lo que se pueda.

cosmos

Lo que cae de los balcones

Yo siempre encuentro a mi paso cosas que aprovechar. Lo más habitual que cae de los balcones son los geranios y los geranios de pensamientos. Un simple pétalo en la parte superior con alguna hoja abajo se convierten en el más precioso marcapáginas.

El prensado

Una vez en casa, hay que dar el siguiente paso que es la prensa. Yo tengo una prensa grande de madera y otra pequeña pero mi experiencia es que la mejor prensa es la presión que ejercen los libros en una estantería y el mejor papel, el papel bueno de agendas, las guías telefónicas y los vademecum médicos para quien pueda acceder a ellas. El material recogido (flores y plantas) se debe dejar sin moverse al menos una semana antes de trasladar a una caja entre papel. Clasificar el material es una de las cosas más complicadas. hay quien lo hace por colores. A mí me va bien por temáticas (cielos, montañas, árboles, soles, paisajes, marcapáginas, temas infantiles).

soles

La permanencia del color

Hay colores que permanecen igual tras el secado como los amarillos, azules o rosa pero hay otros como los rojos o malvas que se transforman.

Os dejo aquí algunas muestras de marcapáginas aunque dedicaré una Entrada a ellos para explicar todos los pasos, los materiales de soporte, el modo de conservación (plastificado) y el tipo de pegamento empleado así como los rotuladores para firmar los trabajos.

marcapáginas 1

marcapáginas 2

marcapáginas para blog

El arte del teñido natural : Plantas tintóreas (I)

IMG_1891
Isatis Tinctoria

Hoy vamos a hablar del teñido de fibras con una planta: la Isatis tinctoria, conocida popularmente como glasto o pastel. Es una planta que proporciona unos tonos azulados al teñir con ella, pero el proceso no es sencillo, pues el tinte hay que reducirlo previamente, para posteriormente oxidarlo, que es cuando aparecerá en la prenda. Enseguida lo vemos.

La planta de la que hablamos es muy común verla naturalizada en ciertas zonas de España, como en Segovia y Ávila. Muy probablemente la hayáis visto circulando por las carreteras de estas provincias en primavera-verano. Da al paisaje un característico color amarillo

IMG_3030
Isatis en plena floración cultivada por nosotros

Antiguamente, la Isatis se cultivaba con fines tintóreos, costumbre que prácticamente ha desaparecido en nuestro país. La planta es de ciclo bienal, lo que quiere decir que el primer año lo que sale es una roseta de hojas basales, y es el segundo cuando echa la flor.

Lo que se usa para el teñido son las hojas, que se cogen tanto el primer año como el segundo, pudiendo hacerse de forma escalonada, es decir, cogiendo hojas de la misma planta en varios momentos del año, para hacer varias tinciones.

Las hojas se cogen cuando tienen un un tamaño aceptable y se enjuagan con agua para quitarles los restos de tierra que pudieran quedar. Hay quien, en este punto, las deja secar durante uno o dos días a la sombra, pero nosotros lo hemos hecho directamente, troceándolas después de lavarlas y metiéndolas en una gran olla, que es en la que vamos a hacer la tinción.

Una vez troceadas, se echa encima de ellas (en la olla) agua muy caliente (80-90ºC) cubríéndolas completamente. Se deja así durante unos 30 minutos, y entonces se cuela el líquido.

Ahora se le echa un producto alcalinizante al líquido. Normalmente se usa carbonato sódico, hasta llevar el pH del líquido a 8,5-8,7, más o menos (el pH lo podéis medir con los papeles de pH), una vez disuelto el carbonato que hayáis echado (no os paséis, mejor ir echándolo poco a poco e irlo midiendo). Al cambiar el pH el líquido se volverá de color verdoso.

Ahora viene un momento de oxigenación del líquido, pasando el mismo de una olla a otro recipiente repetidas veces durante unos 10 minutos.

IMG_1936

A continuación se calienta el líquido hasta 50ºC y se le echa media cucharada sopera (es orientativo, pues depende de la cantidad de líquido que tengáis) de hidrosulfito de sodio, hasta bajar el pH a 7 (pH neutro). Se deja reposar el líquido unos 5-10 minutos y es entonces cuando viene el momento más delicado. Se trata de meter la fibra (camiseta blanca, madejas de lana,..) dentro del líquido. Como estará calentito conviene hacerlo con unos guantes de plástico, que algo protegerán. Se mete la fibra de manera que no salgan burbujas de aire al meterlo (lo menos posible), es decir, que se estruja con las manos mientras se mete. Una vez dentro, la fibra tiene que quedar sumergida durante 20 minutos, y no puede salir a la superficie. Podéis ayudaros con un palo para ello, o con las manos, que es lo más práctico, porque también conviene girar la fibra dentro del líquido para que el tinte penetre por toda ella. Pasados los 20 minutos, viene el momento de expectación.

IMG_1943

Se saca la fibra del líquido (procurando que no caigan gotas del mismo en la olla, pues se oxigenaría, lo cual no conviene si queremos seguir metiendo fibras en la olla), y se propicia su aireación, pues es el aire el que hará que tome el color azul. Es química: Reducción y Oxidación.

2

IMG_1972

Como veis, este teñido no requiere de mordentado (proceso que facilita la fijación del tinte a la fibra). También hay que tener en cuenta que las fibras que se metan en el baño de tinción deben estar limpias, para que la tinción sea homogénea.

Y para el tema de las temperaturas del líquido, conviene tener un termómetro sumergible.

Pablo

Agradezco a mi hijo pequeño la elaboración de esta Entrada que espero sea de interés para algunos seguidores y para adentrase en el mundo mágico del tinte natural.

Hay varias cosas que me gustaría añadir para complementar la Entrada, una es el enlace a una mujer que se dedica a la tinción, Marie Nöel Vacher

Otra es comentar que, dado que nosotros cultivamos nuestra Isatis, yo la he utilizado en las composiciones florales de flor seca porque seca y prensa muy bien, conserva su color amarillo y resulta muy bella.

IMG_4794
Isatis y geranio silvestre

Hablaba Pablo de las zonas en las que la Isatis la vemos con facilidad en las cunetas (Segovia y Ávila) A mí me impresionó mucho ver la extensión que ocupaba en el recorrido hacia la Granja de S. Ildefonso (Segovia) en el viaje que hice en 2013.

Referencias

Diamelas : El valor sentimental de las flores (II)

R1389-2 Smallwpe2C1

Hace unos días que nació este blog y aún no había tenido ocasión de contar el por qué utilizo como nombre de usuario el de “La Mujer de las Diamelas”. Era difícil encontrar un nombre que no existiera ya y tratándose de un blog sobre flores, pensé en las diamelas que era la planta que no podía faltar en los patios de Montoro, al menos durante los años de mi infancia que pasé allí. Además, en el año 2012 se creó un blog http://montoroentrediamelas.blogspot.com/ a propósito de un primer encuentro que mi hermano organizó para reunir a un grupo de amigos nazarenos de 1955.

¡Qué mejor nombre podía adoptar!

Me pasa uno de estos nazarenos, Manuel Benitez, un texto que encontró en un foro debido a la dificultad de ubicar o clasificar esta planta que no es ni una rosa ni una camelia aunque tenga cierta similitud y que desprende un magnífico olor y que se la confunde con el jazmín de arabia.

“Diamela cordobesa: busco esta planta

Creo que voy a plantear algo muy difícil, pero espero encontrar a alguien que me pueda ayudar a encontrar una planta de la que sólo tengo un recuerdo.
Mi abuela vivía en Montoro, un pueblo precioso de Córdoba, y según tengo entendido, tanto ella como muchas mujeres tenían en sus patios las plantas de diamela. No he conseguido encontrar nunca referencia de las mismas en ningún vivero, y como tampoco tengo foto, pasaré a describir cómo era la planta.

Son macetas de 40 a 70 cm. de alto (las que yo he conocido). Los tallos, largos y bastante rectos, no muy ramificados, y hojas verdes medianas, con cierta similitud en la forma con las de la planta del dinero. La peculiaridad de la planta está en sus flores (mi abuela las llamaba diamelas) que tenían un rabo muy corto, y eran blancas, menudas (a lo sumo, 3 cm. de diámetro) con múltiples petalos blancos haciendo como una bolita, que se despegan poco a poco durante 3 ó 4 días. Es entonces cuando despiden un aroma intenso, como de jazmines, pero con mucho más carácter. Si no mal recuerdo (era una niña cuando las conocí), florecían a finales de primavera y principios de verano.

Sé que es muy difícil que alguien pueda conocerlas por esta descripción, pero quizá alguien de Montoro o de Córdoba reconozca estas plantas. Me encantaría saber cómo se llaman realmente, y dónde puedo localizarlas para comprar.

Muchas gracias, [/b]

yo creo que estas hablando de la planta de estas fotos (se refiere a las que he puesto encabezando la Entrada)

en los pueblos de Córdoba, principalmente en Montoro y en Hornachuelos, la diamela es una planta que ahora florece y que hay la costumbre de “ensartar” y hacer collares con ellas, en las fiestas de Hornachuelos hay una subasta del collar de diamelas que llega a una puja de más de un millón de pesetas.

si quieres te puedo conseguir todas las que quieras pues tengo esquejes.

unas son diamelas dobles y otras sencillas, para mi es un jazmin sambac, pero tampoco lo tengo claro, ya lo hablamos en este foro. en Montoro hay un forero que es Matias Cañas que también es un entendido de esta planta. Saludos

aquí te pongo una muestra de lo que tengo yo.

Leo algo más sobre las diamelas en Hornachuelos y esto es lo que encuentro :

se usa en las fiestas de la patrona Virgen Reina de los Ángeles. En esta fiesta la gente hace ensarta de diamelas y las subastan. También las regalaban antiguamente los novios a sus prometidas antes de casarse o para iniciar un noviazgo. Si ella se colgaba el collar se suponía que aceptaba.

Cuenta Manuel que su madre,Teresa, tenía diamelas en el patio y en concreto una la plantó en 1946. A su madre no sólo le gustaban las diamelas sino también los geranios.

Gracias, Manuel, por tus aportaciones y entrañables recuerdos.

MªÁngeles Pozuelo

Flores de Bach

Ya comenté en la presentación del blog que detrás del mismo está mi familia y que todos vamos a aportar nuestro amor por la naturaleza y nuestros conocimientos para que no se queden circunscritos a una pequeña parcela sino que puedan ser difundidos y compartidos y que los seguidores puedan aportarnos de igual modo sus conocimientos.

Esta Entrada la ha hecho Nuria, mi hija. Espero que os aporte.

FLORES DE BACH

“Durante mucho tiempo hemos culpado a los gérmenes, al tiempo y a los alimentos que ingerimos como las causas de la enfermedad; pero muchos de nosotros somos inmunes a las epidemias de gripe; muchos gustan respirar el frío aire invernal, y otros muchos pueden comer queso y tomarse un café por la noche sin malos resultados. Nada en la naturaleza puede dañarnos cuando estamos felices y en armonía, ya que por el contrario la naturaleza está allí para nuestro uso y disfrute. Sólo cuando permitimos que la duda y la depresión, la indecisión o el miedo se arrastre a nuestro interior es que causa una influencia exterior.

Así, por tanto, la causa real tras la enfermedad, la de mayor importancia, es el estado mental del paciente, no su condición física. Cualquier enfermedad, incluso las más graves, o las crónicas, se curan restaurando la felicidad al paciente, el deseo de retomar la obra de su vida. […] Existen siete maravillosos estados en la curación de la enfermedad, que son: PAZ, ESPERANZA, ALEGRÍA, FE, CERTEZA, SABIDURÍA, y AMOR.”

Bach, Obras completasbach

Estas son algunas de las palabras que escribió en vida el doctor Bach, un hombre con infinita sensibilidad por la naturaleza e increíble fuerza. Para Bach, somos seres divinos. Todos hemos venido al mundo para ponernos al servicio de los demás, cultivar nuestras virtudes y aprender de los tropiezos. Pero es normal que, a veces, nos sintamos atascados en algún punto del camino, quizás nos cueste materializar lo que tanto deseamos, quizás tengamos problemas con nuestra pareja o nuestros hijos, o quizás nos veamos inundados por el desánimo, el sin sentido y el miedo. Sea lo que fuere, el mundo natural puede prestarnos una inmensa ayuda.

Los árboles, las plantas, las libélulas y las flores no son sólo conjuntos de pétalos, alas, hojas y troncos. Son mucho más que eso, son seres habitados por el Gran Espíritu, la Madre de todas las cosas, y están disponibles para nosotros. Por ejemplo, la flor del olivo, que tanto crece en nuestros campos, es especialmente útil en casos de agotamiento físico y mental. Personas con anemia, cansancio crónico, o astenia primaveral pueden verse muy beneficiadas por este remedio. El Mímulo, esa bella flor amarilla que brota a la orilla de los lagos, es de gran ayuda en casos de timidez, fobias, miedos a situaciones conocidas e intolerancia a los ruidos. La Impatiens es la flor de los impacientes, de las personas que van con prisas por la vida, con la lengua fuera y el corazón acelerado. También es apropiada en dolores agudos, difíciles de soportar. La Estrella de Belén es una de mis flores preferidas, se trata de una pequeña flor de color blanco como la nieve y forma de estrella. Se utiliza para los traumas en general: traumas causados por un accidente de tráfico, por la muerte de un familiar, por algún acontecimiento pasado que aún no se ha superado, etc. Da sosiego, alivia la angustia y nos ayuda a recuperar el equilibrio. Para los faltos de confianza, aquellos que siempre dependen de los demás para tomar una decisión y no tienen fe en su propia intuición, está el Cerato. Y para las personas que se desviven por quienes les rodean, que están excesivamente preocupadas por complacerles y que acaban sin energías al final de la jornada, está la Achicoria, la flor azul de los parques. Y así continúa la lista hasta un total de doce plantas Curadoras y cuatro Ayudantes

.bach 2

Las esencias florales del doctor Bach pueden conseguirse en el herbolario. Se trata de frasquitos de color ámbar, con una pipeta de cristal para su correcta utilización. En el interior, encontraremos una mezcla de la tintura madre de la planta que hayamos elegido, agua de manantial y brandy. La tintura madre se prepara en un recipiente de cristal transparente, lleno de agua. En la superficie, se van colocando cuidadosamente las flores, teniendo cuidado de que no se solapen unas con otras. Se dejan macerar a la luz del sol de 4 a 7 horas y luego se cuelan, quedándonos con el líquido resultante y devolviendo las flores a la tierra. Este líquido ya contiene el alma de la flor, que es el que nos ayudará en nuestro camino de despertar espiritual y crecimiento interior.

bach 3

Espero que las esencias florales os hayan fascinado tanto como a mí.

Con cariño,

Nuria.

Lo que no os ha contado Nuria es que un buen día descubrió que en nuestro jardín nacen una de esas hermosas flores blancas de Bach. Aprovecho para agradecer a mi hija no sólo esta aportación sino todo el apoyo proporcionado para crear este blog que hoy estás compartiendo.

Dejo estos enlaces relacionados con el tema

http://floresparamaia.blogspot.com.es/2015/12/las-flores-de-bach-en-casa.html

http://vidyaliving.com/natural-beauty-herbal-bath-remedy-well-scent/

Algunos libros

21_flores_bach (PETITA) flores de bach flores de bach 2

El valor sentimental de las flores

Elegir una flor entre tantas para que encabezara el blog no fue tarea fácil.Entre tantas flores con significado que me han acompañado a lo largo de mi vida, me quedé con el narciso por su valor sentimental. Cuando mi hija tenía ocho años ganó un concurso de flores de el Diario El Pais, bajo el título “pinta tu jardín” cuyo premio consistió en un pack de jardinería para niños con un lote de bulbos de jardín, en concreto narcisos. Desde ese día, los narcisos han brotado cada año en nuestro jardín. Además, a pesar del carácter tridimensional de los mismos, he logrado secarlos con éxito prensándolos muy bien y utilizados en más de una composición floral.

Antes de esta fecha, alrededor de los dos años, mi hija descubrió y nos descubrió el “Muscari” en los Jardines del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo http://www.infomedula.org/index.php?, en lo que hoy es el Jardincillo del quiosco.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las lavandas y las hortensias las tengo asociadas a mi madre. Las primeras por unos campos de lavanda

images (1)que compartimos un verano 20150706_121752 (1)

Esta imagen es la visión de mi hija con diez años de su abuela en el campo de lavandas. A mi madre que era muy guapa y muy presumida, nunca le gustó este dibujo porque decía que su nieta no la había sacado como ella era realmente.

y las segundas, las hortensias, porque era su flor favorita y porque están ligadas a los veinticinco veranos que hemos pasado en Cantabria.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las hortensias son una de las flores más agradecidas para prensar y secar si se seca pétalo por pétalo. Conservan muy bien su color. Dedicaré una espacio a ellas en la Categoría de Flor seca prensada.

Las lavandas merecen un apartado por sus variedades, propiedades, cultivo y usos. También se consigue un buen resultado con un buen prensado.

La amapolas son otras de las flores con un especial atractivo y que secan muy bien y con las que se consiguen maravillosos resultados. A mí me resulta muy entrañables y bella esta composición que hiciera en clase de pintura mi hija, en el taller “Pequeños Maestros”de Toledo a cargo de Rosa Canales Canales

20150705_205110

Para poner cierre a esta Entrada hablaré de la Poisentia o Flor de Pascua que fue el primer cuadro que me atreví a hacer para regalar a mi madre en el día de su Santo en el año 2000

Primer cuadro de flores secas. Flor de Pascua.
Primer cuadro de flores secas. Flor de Pascua.

Siento que algunas fotos están tomadas con el cristal del cuadro y dan reflejo.

MªÁngeles Pozuelo

Haciendo el pan en casa

mayo 005 (1)

Cada día son más los hogares que han hecho una apuesta por la recuperación de algunas tradiciones. Hacer el pan en casa, no es fácil aunque a simple vista lo parezca y son muchos los intentos hasta que sale algo decente.

Este pan que encabeza la Entrada está hecho por Juan Mª Josa http://dibujandoydivagando.blogspot.com/ y esta es la receta que me ha pasado para compartir. se trata de un pan a la antigua :

Pan a l´ancienne, o pan a la antigua.

Esta receta de pan, aunque se denomina de forma algo presuntuosa “a la antigua”, es mas bien a la moderna, pues requiere el concurso del frigorífico, un elemento que no disponían los panaderos de antaño, y que ahora mismo nos permite a los panaderos caseros manejar los tiempos de preparación a nuestro gusto, retardando las fermentaciones y ajustándolas a nuestros horarios.

Además es una receta donde la fase de amasado desaparece, siendo únicamente hacer unos pliegues a la masa.

Ingredientes

  • 400 g harina (harina blanca de trigo con un mínimo de 10% de proteínas)

  • 320 g agua (bien fría 4º-8º C)

  • 8 g de sal (como dos cucharillas de moka)

  • 8 g de levadura fresca (o 2,7 g de levadura de panadería instantánea)

Mezclado

Mezcla el agua bien fresca con todos los ingredientes. Suelo poner la harina y la sal y voy echando la mitad del agua, cuando se va formando un engrudo añado la levadura y termino de añadir el agua restante.

La mejor manera de mezclarlo es en un cuenco que se pueda tapar (con tapa o con película plástica). El útil más adecuado suele ser una espátula de silicona o con rasquetas de plástico.

Hay que conseguir una masa hidratada bastante homogénea, mezclando de abajo arriba, no deberías emplear en ello más de cinco minutos.

Tapa bien el cuenco y mételo en la nevera.

Amasado

En vez de tener que amasar con nuestro esfuerzo, el tiempo es el que lo va a realizar. Deja la masa entre 24 y 72 horas el pan en el frigorífico, no le hagas nada, como máximo a las pocas horas de haberlo metido en el frigorífico, destapa el envase y trata (sin sacarla del cuenco) de doblarla con la ayuda de la espátula como si estuvieras doblando una hoja en tres.

Fermentación

En el tiempo que ha estado en el frigorífico ya se ha ido produciendo el amasado, y una primera fermentación muy lenta, si has ido mirando habrás visto que aquello es una masa con burbujas algo inquietante.

Saca a esa masa con aspecto de chicle del frío, haz un pliegue con ayuda de la espátula como si estuvieras doblando un tríptico, y déjalo un par de horas a temperatura ambiente, aún veras más pompas.

Formado

Esta es tal vez la fase aparentemente más complicada, pero superado el pánico inicial es hasta divertido.

Esparce sobre una superficie harina de forma generosa, y vierte esa masa, ayúdate de la espátula para irla empujando sobre la mesa enharinada, no la aplastes ni la remuevas, deja que vaya cayendo suavemente.

A esa masa que amenaza desbordarte, contenida únicamente por la harina vuelve a hacerle ese pliegue en forma de tríptico, eso ayuda a que mantenga cierta forma, si bien hay que procurar que no quede harina cruda (sin amasar) dentro de los pliegues.

Puedes tratar de dividir ese bloque de masa en tiras, o bien dejarlo como un bloque único, ayúdate de la harina para formarlo.

Con decisión coge el bloque (o las tiras más pequeñas) que tendrá una forma aproximadamente de paralepípedo (como una caja de zapatos bajita), una mano en cada extremo y depositado sobre un papel de horno, esparce algo de harina por encima

Segunda fermentación

Tapa con un paño de cocina (de lino, o que no sea de rizo) y lo dejas a temperatura ambiente una hora, notaras como la masa se esponja y sube.

Horneado

Pon el horno al máximo, unos 240º C suele ser lo habitual, tarda unos 45 minutos en alcanzar esa temperatura (al menos en mi horno), lo suelo poner justo tras haber tapado la masa para la segunda fermentación.

Mete el pan, que esta en el papel de horno, sobre la bandeja del mismo, a media altura, te puede ayudar a ello un cartón (las tapas de las cajas de pizzas son ideales para ello)que te sirva como de pala de panadero.

Cierra el horno, cuando hayan pasado unos 15 minutos, el pan ya habrá subido, baja la temperatura a 180º C, y espera unos 30 minutos más.

Posteriormente saca el pan y deja que se temple antes de disfrutarlo.

Este pan permanece tierno como mínimo dos días, se puede congelar perfectamente si lo cortas en rebanadas, y cuando se dominan las dificultades se hace en ratos muertos y sin ningún esfuerzo.

Las harinas tienen diferentes porcentajes de proteínas, en función de ello una harina tiene más fuerza, lo cual según el tipo de pan es más o menos interesante, el porcentaje de proteínas siempre viene en la etiqueta de la harina, en este caso al menos debe ser un 10%.

La levadura de panadero ya sea fresca o en polvo, deben ser harina de panadero, están constituidas por unos bichillos muy simpáticos Saccharomyces cerevisiae, (todavía son más simpáticos cuando nos ayudan a hacer cerveza); hay otras “levaduras” que se emplean en pastelería que son esencialmente bicarbonato y que no son las adecuadas para este pan.

Las cantidades indicadas son las que permiten un pan bastante grande en un horno casero normal, si quieres hacerlo aún más grande o más pequeño, multiplica o divide todos los ingredientes.

Gracias, Juan, por enriquecer, nunca mejor dicho, el blog.

Dejo esta referencia : Xavier Barriga : “Pan hecho en casa y con el sabor de siempre” (Edit. Grijalbo)

Y esta otra

pan libro

Una referencia interesante

http://www.lostragaldabas.net/panes/

Algunos más

1e9d75add236b03377cca4e2622dfa1e pan 51zyewcmvl

Juan Mª Josa